Acciones

Protección

De OCHA Colombia Wiki

La protección, o más específicamente protección de civiles consiste de un concepto de muchos aspectos y sin definición conclusiva en la acción humanitaria. También involucra una diversidad de actores y metodologías. Las medidas apropiadas de protección dependen en las circunstancias y etapas de un conflicto. Entre la Reforma Humanitaria, las acciones dirigidas a acciones de protección se coordinan entre el Cluster de Proteccíon. En diciembre del 2013, el Secretario General de las Naciones Unidas reiteró la importancia de los derechos humanos en todas las intervenciones de las Naciones Unidas, y enfatizó la importancia de la protección como una estrategia. En ese mes, el OACNUDH oficialmente lanzó la nueva estrategia Rights Up Front para articular las acciones claves en esta área.

Definición

OCHA

Según OCHA, es un concepto que incluye todas las actividades buscando un respecto completo para los derechos del individuo de acuerdo a la letra y el epiritu de los derechos humanos, el derecho del refugiado y el derecho internacional humanitario. La protección incluye la creación de un entorno conducivo al respecto para los seres humanos, la prevención y/o el alivio de los efectos inmediatos de un patrón específico de abuso, y la restauración de condiciones dignas para la vida a través de la reparación, la restitución y la rehabilitación.

IASC

Una actividad del Cluster de Protección que busca obtener el respecto total para los derechos del individuo de acuerdo a la letra y el espíritu de los cuerpos relevantes de derecho (i.e., derecho de los derechos humanos, derecho internacional humanitario y derecho del refugiado). Las organizaciones de los derechos humanos y las organizaciones humanitarias deben conducir estas actividades de manera imparcial y no basada en la raza, el origen nacional o étnico, la idioma o el género.[1]

Protección como un objetivo

Esto requiere un respecto total y igual para los derechos de cada individuo sin discriminación, tal como se exige el derecho nacional e internacional. La protección no se limita a sobrevivir y a la seguridad física, pero cubre el rango completo de los derechos tales como la libertad de movimiento y la participación política, y los derechos económicos y culturales, incluyendo el derecho a la educación y a la salud.

Protección como una responsabilidad legal

Los Estados mantienen la responsabilidad principal para la protección de personas entre su territorio. En situaciones de conflicto armado, esa responsabilidad a proteger la población civil extiende a todas las partes del conflicto incluyendo a grupos armados no estatales. Los actores humanitarios, de derechos humanos, la sociedad civil y de desarrollo juegan papeles importantes en apoyar a los Estados en responder a sus responsabilidades, o temporalmente sustiyendolos cuando son incapaces o no quieren responder a sus obligaciones en protección.

Protección como una actividad

Esto es necesario porque la acción debe ser tomada para asegurar el goce de derechos. Las actividades de proteccíon pueden llevarse a cabo en cualquier sector y típicamente se desarrollan para responder a amenazas inmediatas, prevenir violaciones, restaurar condiciones de vida dignas, buscar remedios legales o construir un ambiente que promociona un estado de derecho. Eso puede ser tan diversa como escoltas llevando mujeres buscando agua, asegurar alumbramiento y seguridad adecuado en zonas de higiene, promover medios de vida para personas vulnerables, capacitar a autoridades locales en los principios de desplazamiento, asegurando que tarjetas de raciones están disponibles para todos, o apoyar en acceso a documentación nacional de identidad.

Actividades en Protección

No todos los conflictos tienen guerra completa y peleas abiertas. Muchos países existen en una zona gris entre la guerra y la paz: el conflicto armado puede emergir de manera espóradica en partes del país, y pueden intensificar o disminuir. En estas situaciones, es frecuentemente una diversidad de entidades que proveen la protección y sus mandatos cubren varias necesidades humanitarias.

Actividades relevantes más típicas incluyen:

  1. el envío de la asistencia humanitaria
  2. el monitoreo y grabación de violaciones del derecho internacional humanitario y los derechos humanos y el reporte de estas violaciones a las autoridades responsables y otros tomadores de decisiones
  3. fortalecimiento institucional, programas de desarrollo y gobernanza
  4. el despliegue de fuerzas de paz

Los alcances de la protección han expandido en los últimos décadas como parte de un esfuerzo de responder a los retos de la guerra contemporanea.

En cada caso, las actividades serán adaptados a los requerimientos específicos de la situación, y a las necesidades, estructura y sensibilidades de la población afectada.

Los esfuerzos de protección deben enfocarse en el individuo más que los intereses de seguridad del Estado que tienen la función promordial de asegurar la seguridad de su población civil.

Temas de Protección

El entorno de trabajo crea ciertas prioridades en protección, por ende el análisis de tales temas serán vital en trabajar con contrapartes.

En muchos casos, existe una tendencia de pensar de protección como un tema únicamente en situaciones de conflicto armado en donde el DIH puede ser violado y muchas preocupaciones de protección emergen por las peleas mismas o como resultado de una huida de la violencia. Sin embargo, existen varios temas de protección que pueden surgir por desastres, desalojos u otros contextos. La protección en los desastres naturales frecuentemente se malentiende y ignora desde las contrapartes claves, incluyendo las autoridades nacionales y las comunidades humanitarias y de desarrollo. Los desastres naturales exarceben vulnerabilidades ya existentes, dejando que los más vulnerables pueden estar sujetos a una variedad de abusos. Lo más común es que resulta en desplazamiento interno, que también crea una serie de vulnerabilidades. Sin embargo, la población entera en una zona de retorno puede sufrir de problemas de protección, incluyendo reubicación forzada, retornos forzados, discriminación en acceso a servicios, la perdida de documentación, violencia sexual y de género, o la perdida de medios de vida, viviendas, derechos de tierra y derechos de propiedad. A diferencia de situaciones de conflicto, en los desastres estos problemas no son siempre internacional pero en lugar de esto el resultado de políticas inapropiadas, negligencia, falta de consideración o discriminación sistemática. Incorporar protección en la planeación de contingencias y la respuesta de desastres puede reducir los riesgos a los grupos vulnerables.

Ataques deliberadas contra civiles

Ataques deliberadas contra civiles o objetos civiles, tales como un ataque a una escuela o una hospital o pueblo o campamento de desplazados, es una violación grave del DIH y debe ser prioritaria en cualquier respuesta de incidencia por parte de la comunidad humanitaria y con estados miembros para presionar a los perpetradores de los ataques. Tales ataques no solamente causan sufrimiento directo, si no que pueden resultar en desplazamiento forzado adicional y limitaciones en el acceso humanitario.

Acceso humanitario

El acceso humanitario puede ser impedido o limitado por una variedad de razones tanto en contextos de conflicto como desastres naturales, aveces por razones genuinas como la seguridad. En muchos casos, sin embargo, el acceso se rehuse porque se considera contrario a los objetivos políticos o militares de una de la partes de un conflicto. Por ejemplo, en donde los civiles están siendo objeto de limpieza étnica, puede ser en el interés de las autoridades no permitir una asistencia, presencia o monitoreo humanitario. Sin embargo, la responsabilidad principal para la protección de civiles queda con el Estado y con los grupos armados en el conflicto, debajo del DIH.

Cuando se restringe el acceso, el Coordinador Humanitario o Coordinador Residente se mantiene una responsabilidad para negociar el acceso por parte de la comunidad humanitaria, trabajando con contrapartes para asegurar estrategias y mensajes coherentes. Las negociaciones deben tener un objetivo claro y resultar en un espacio humanitario sin impedimientos, a tiempo, seguro y sostenido. El acceso debe ser obtenido, manejado y mantenido durante todo el conflicto, manteniendo todas las partes involucrados. Estableciendo una linea de comunicación regular y teniendo libertad de movimiento en la zona de conflicto puede contribuir a una normalización y construye confianza entre las poblaciones afectadas por la guerra.

Desplazamiento Forzado

Cuando las personas están forzadas huir de sus hogares, están quitándose del camino del daño per frecuentemente crean nuevos riesgos y preocupaciones de protección. Ellos quienes pueden huir a un país vecino están considerados ser refugiados mientras que quienes se quedan en su país son considerados personas desplazadas internas.

Existen varios aspectos particulares en un desplazamiento forzado cual puede crear riesgos adicionales, vulnerabilidades y preocupaciones de protección. Por ejemplo, el desplazamiento forzado que causa que los individuos pierden sus hogares, tierra o propiedad, y otros recursos. Cuando se crea campamentos para albergarlos, y las comunidades están destruidas, otros riesgos pueden surgir por explotación potencial y ataques contra ellos. Los documentos de identificación frecuentemente se pierden o están destruidos y las personas forzosamente desplazadas pueden enfrentar discriminación severa en acceder servicios básicos. Los actores estatales y no estatales en los conflictos están requeridos tomar todo paso posible en prevenir el desplazamiento de las poblaciones civiles y asegurar servicios y alojamiento adecuado cuando no se lo pueden prevenir.

Violencia, Explotación y Abuso Sexual

Cuando se utiliza como una táctica de guerra, la violencia sexual es una violación del DIH y es en todos los casos una violación de los derechos humanos fundamentales protegiendo la integridad de una persona. Se puede utilizar como un método deliberado de atacar o desestabilizar las poblaciones civiles y puede exacerbar el conflicto de manera significativa. La violación ha sido considerado un crimen de guerra entre el Estatuto de Roma, y ha sido la base para cargos en la Corte Criminal Internacional. La Resolución 1820 del Consejo de Seguridad subraya temas específicas de preocupacíon y requiere el reportaje de violaciones.

En situaciones de desastres naturales o desplazamiento prolongado, temas de violencia basada en género pueden surgir como preocupaciones claves como parte de patrones subyacentes de disciminación y violencia basado en género está exacerbada cuando las comunidades fraccionan, las familias están separadas, y los hogares enfrentan estrés económico seguridad.

Protección de niñez

Los niños debajo de los 18 años están acordados protección específicos debajo del DIH y los derechos humanos, y entre los Principios Rectores de Desplazamiento Interno, por sus vulnerabilidades y capacidades específicas. En particular, medidas específicas están dados para promocionar la reunificación de niños con sus familias, proteger niños de reclutamiento forzado, y asegurar que se crea medidas para responder a sus necesidades específicas. En casi todos los crisis humanitarios, habrán muchas agencias de protección de niñez que tendrán la experticia adecuada para responder a estas necesidades, desde UNICEF hasta las ONG.

Se debe tomar en cuenta que la Resolución 1612 del Consejo de Seguridad de 2005 estableció un sistema de monitoreo y reportes comprehensivo para seis violaciones serias contra la niñez en situaciones de conflictos armados: asesinato y herida de niños, abducción de niños, ataques contra escuelas y hospitales, violencia sexual contra niños, reclutamiento de niños y rehuso de asistencia humanitaria para niños.

Reunificación de familias

Los miembros de familias desplazadas quienes quieren mantenerse unidos deben ser permitidos o asistidos en sus esfuerzos de hacerlo durante la fase de emergencia y entre el contexto de retorno o reubicación. Las medidas apropiadas deben ser tomadas tan rapido como sea posible para crear contactos entre los miembros de las familias que han sido separados en el transcurso de un desastre, y reunirlos sin demora, particularmente cuando hay niños. Niños separados o no acompañados deben ser asistidos de acuerdo a los mejores intereses del niño. En particular, ubicar los niños en instituciones debe ser evitado en lo posible. UNICEF, CICR y varias ONG frecuentemente lideran esta respuesta.

Discriminación en el acceso a servicios básicos

La experiencia ha mostrado que, mientras que patrones de discriminación y disrespecto para los derechos económicos, sociales y culturales pueden surgir durante la fase de emergencia de un desastre, entre más tiempo perdure la situación del desplazamiento, mayor es el riesgo de la discriminación y violaciones adicionales de los derechos humanos. Los Principios Rectores para el Desplazamiento Interno y los Guías IASC sobre los Desastres Naturales hacen una llamada a los actores humanitarios incorporar una perspectiva de los derechos humanos para asegurar que los grupos marginalizados tienen un acceso equitativo y que las actividades que responden a recuperación y transición también enfrentan los temas de discriminación.

Derechos de vivienda, tierras y propiedad

Las autoridades competentes deben ser llamados a proteger, al extento posible, frente a robo, destrucción, apropiación arbitrario o ilegal, ocupación o uso de la propiedad o posesiones dejados por las personas o comunidades desplazados por un desastre natural. Las medidas apropiadas deben ser tomados para proteger a las personas o la comunidades afectadas por los desastres naturales - en particular los pobres, las mujeres, miembros de grupos de minorías o indígenas, o ellos desplazados por intentos ilegales por terratenientes, especuladores, autoridades locales y otros actores para deprivarlos de sus propiedades y posesiones.

Tan pronto que sea posible, se debe tomar las medidas apropiadas para, sin discriminación alguna, permitir una transición rápida de alojamiento temporal a vivienda permanente, respondiendo a estándares mínimas en el derecho internacional humanitario.

Ataques contra el personal humanitario

Debajo del DIH, el personal humanitario deben recibir una protección cuando están llevando a cabo su trabajo de tal manera en que sea consistente con los principios de neutralidad e imparcialidad. La Resolución 1502 del Consejo de Seguridad[2] pide a todo Estado Miembro (incluyendo países anfitriones) tomar pasos apropiados frente a la Convención sobre la Seguridad de las Naciones Unidas y su Personal Asociada. Entre otras cosas, estas provisiones se preocupan por la prevención de ataques frente a operaciones de las Naciones Unidas y sus operaciones, el establecimiento de tales ataques como crimenes por ley y la persecución o extradición de ofensores.

Responsabilidades

La responsabilidad principal para la protección de los civiles cae a los gobiernos, tal como dicen los Principios Rectores de la Asistencia Humanitaria adoptadas por la Resolución de la Asamblea General 46/182 del 19 de diciembre de 1991. Al mismo tiempo, los grupos armados tienen una responsabilidad directa, según Artículo Común 3 de las Convenciones de Ginebra y el derecho internacional humanitario por costumbre, de proteger las poblaciones civiles en el conflicto armado. Los instrumentos internacionales requieren no solamente los gobiernos pero también los grupos armados compartarse de manera responsable en situaciones de conflicto, y tomar medidas para asegurar la protección de la población civil y que sus necesidades básicas están alcanzadas.

En dónde los gobiernos no tienen los recursos y capacidades de hacer esto sin ayuda, es incumbente en ellos solicitar el apoyo del sistema internaciona. Esto puede, aveces, requerir la permisión de que agencias internacionales entran a una zona hacer contacto con civiles debajo del control de elementos armados. Estos esfuerzos de protección deben enfocarse en el individuo en lugar de los intereses de seguridad del etado que tiene la función, precisamente, de asegurar la seguridad de la población civil. El progreso en la protección de civiles amenazados por el conflicto armado se mide en vidas y medios de vidas, libertad de miedo, en lugar de expresiones de intento o preocupación.

La manera más eficaz de lograr esto es en la prevención de conflicto violento en primer lugar. Si esto fracasa, ningún esfuerzo debe ser dejado de cumplir para acabar el conflicto y construir una paz sostenible. La protección debe ser aumentada, pero no es una solución en sí, y no debe ser vista como tal.

Ver también

Referencias

  1. Definición adoptada por el IASC en 1999, basandose en un proceso de tres años de consultas lideradas por el CICR.
  2. Resolución 1502 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas

Enlaces Externos