Acciones

Reducción de riesgo de desastres

De OCHA Colombia Wiki

(Redirigido desde «Reducción del riesgo de desastres»)

La reducción de riesgo de desastres conocido como DRR en inglés, es un acercamiento sistemático a la identificacíon, evaluación y reducción de riesgos de un desastre. Su objetivo es reducir las vulnerabilidades socio-económicos a un desastre y manejar las amenazas que los causan: esto ha sido influido fuertemente por la investigación sobre la vulnerabilidad desde los años 70.[1] Es la responsibilidad de actores humanitarios y de desarrollo, y debe ser parte de la esquema de trabajo de estas organizaciones, no un esfuerzo espontáneo. Su enfoque es más amplia y más profunda que la gestión del riesgo. Existen la potencial para que iniciativas en el área entran en todos los aspectos del trabajo.

La definición más citada por PNUD e ISDR es: "El marco conceptual de los elementos considerados con las posibilidades de minimizar las vulnerabilidades y los riesgos del desastre en una sociedad, para evitar (prevención) o limitar (mitigación y preparación) los impactos adversos de las amenazas, entre el contexto amplio del desarrollo sostenible."[2]

Desarrollo del concepto y enfoque

La evolución del pensamiento sobre gestión de desastres y su práctica desde los años 70 ha sido progresivamente más amplia y profunda en indagar por qué los desastres ocurren, acompañado por estrategias más integras y holísticas para reducir su impacto en la sociedad. El paradigma moderno de la gestión de desasters - reducción de riesgo de desastres - representa la última etapa en este camino. Es un concepto relativamente nuevo en terminos formales, pero acerca a pensamiento y práctica de tiempos anteriores, y hoy en día se utiliza por parte de muchas Agencias de las Naciones Unidas, gobiernos, planeadores de desastres y organizaciones de la sociedad civil.[3]

El concepto en tan amplio que ha vuelto dificil definir o explicar en detalle, aunque la idea general es suficientemente claro. Inevitablemente, existen diferentes definiciones del concepto y la literatura técnica pero tipicamente se entiende como el desarrollo y aplicación amplia de la política, las estrategias y la práctica para minimizar las vulnerabilidades y riesgos de desastre a través de la sociedad. El termino "gestión de riesgo de desastres" se utiliza en el mismo contexto y para significar lo mismo: una estrategia sistemática para identificar, evaluar y reducir riesgos de todo tipo asociado con las amenazas y las actividades humanas. Es más correctamente aplicada a los aspectos operacionales del trabajo: la implementación práctica de iniciativas en el área.

Han habido llamadas crecientes para tener una mayor claridad sobre los componentes del concepto, y sobre los indicadores de progreso hacía una mayor resistencia - un reto cual la comunidad tomó durante la Conferencia Mundial para la Reducción de Desastres de las Naciones Unidas en Kobe, Japón, en 2005, solamente unos días después del terremoto del Oceáno India del 2004. Esta Conferencia arrancó un proceso de empujar a las agencias internacionales y los gobiernos nacionales más allá de una retorica vaga de la mayoría de declaraciones política y hacía la creación de objetivos claros y compromisos para reducir el riesgo de desastres. El primer paso en este proceso fue la aprobación formal de la Conferencia y su Marco de Acción de Hyogo (2005-2015) (MAH). Este es el primer marco internacionalmente aceptado para la reducción de los desastres. Hace un bosquejo de una secuencia ordenada de objetivos (resultados - goles estratégicos - prioridades), con cinco prioridades para la acción intentando a 'capturar' los áreas principales de intervención en el tema. La Plataforma Global para la Reducción de Riesgo de Desastres crea una oportunidad para la ONU y sus estados miembros a revisar su progreso frente al Marco de Hyogo. Tuvo su primera sesión 5-7 de junio 2007 en Ginebra, Suiza. Al nivel nacional, cada país además debe trabajar en la creación de una Plataforma Nacional para la Reducción de Riesgo de Desastres.

Varias iniciativas de la ONU han ayudado a refinir y a promocionar el concepto al nivel internacional, estimulado inicialmente por la delegación de la ONU en los años 90 como la Década Internacional para la Reducción de los Desastres Naturales.

Contexto

Solamente 4% de los US$10 mil millones de asistencia humanitaria cada año se enfoque en la prevención, sin embargo cada dólar gastado en la reducción de riesgos salva entre US$5 y $10 en perdidas económicas por causa de desastres.[4]

Algunos temas

Prioridades No es realista esperar el progreso en cada aspecto de la estrategia: las capacidades y los recursos son insuficientes. Los gobiernos y demás organizaciones tienen que hacer lo que son, en efecto 'decisiones de inversión', escogiendo en cuales aspectos del concepto invertir, cuando y en cual secuencia. Este se complica más por el hecho de que muchas de las intervenciones avanzadas son de desarrollo en lugar de relacionados directamente con el manejo de desastres. La mayoría de guías existentes en el tema no confrontan a este tema. Una manera de enfocarse es considerar únicamente las acciones enfocadas específicamente para reducir el riesgo de desastres. Esto por lo menos distinguiría a la estrategia de esfuerzos más generales hacía el desarrollo sostenible. El concepto de 'desarrollo invulnerable' así trata: en esta formulación, el desarrollo invulnerable es el desarrollo directamente dirigido hacía la reducción de la vulnerabilidad a los desastres, incluyendo a 'decisiones y actividades que son intencionalmente diseñados y implementados para reducir el riesgo y la susceptibilidad, y también aumentar la resistencia al desastres'.[5]

Alianzas y coordinación inter-organizacional No hay un solo grupo u organización que pueden responder a cada aspecto de la reducción de riesgo de desastres. La estrategia vea a los problemas complejos requeriendo una respuesta colectiva. La coordinación incluso en la gestión de emergencias convencional es dificil, por lo que muchas organizaciones diferentes pueden convergir en una zona de desastre para asistir. Sobre el especto más amplio de la reducción de riesgo de desastres, las relaciones entre diferentes tipos de organizaciones y entre diferentes sectores (público, privado y no animo de lucro, tanto como las comunidades) pueden volver mucho más extensivo y complejo. La estrategia requiere lazos verticales y horizontales fuertes (relaciones centro-locales vuelven importantes). En terminos de involucrar a las organizaciones de la sociedad civil, debe significar pensar ampliamente sobre cuales tipos de organizaciones vincular (ie., no solamente las ONG convencionales si no también organizaciones como sindicatos, instituciones religiosos, operadores de radio, universidades y centros de investigación).

Comunidades y sus organizaciones La manera de pensar en la gestión de emergencias tradicional y la defensa civil resulta en dos presunciones incorrectas sobre las comunidades. Primero, se ve a otras formas de organización social (voluntario y organizaciones civicas, grupos sociales informales y familias) como irrelevantes a la acción de emergencia. Acciones espontáneas por comunidad afectada o grupo (e.g., búsqueda y rescate) están vistos como irrelevantes o disruptivos, porque no están controlados por las autoridades. La segunda presunción es que los desastres producen 'víctimas' pasivas quienes están inmovilizadas por la crisis, o comportamiento disfuncional (pánico, pillaje, actividades egoistas). Por ende, necesitan a alguien que los dirige, y su comportamiento debe ser controlado - en casos extremos, a través de la imposición de la ley marcial. Existe mucha investigación sociológica que refuta tales 'mitos'.[6] [7]

Un punto de vista alternativo, informado por un volumen considerable de investigación, enfatiza a la importancia de las comunidades y las organizaciones locales en la gestión de riesgo de desastres. La razón por gerencia de desastres por la comunidad es que responde a los problemas y necesidades locales, capitalizando en el concomiento y experticia local, es efectivo en terminos de costos, mejora la probabilidad de la sostenibilidad por razón de apropiación genuina de los proyectos, fortalece a las capacidades técnicas y organizacionales de la comunidad, y empodera a la gente permitiendolos enfrentar a estos y otros retos. Personas y organizaciones locales son los actores principales en la reducción del riesgo y la respuesta a desastres en cualquier caso.[8]

Gobernanza La estrategia de reducción de riesgo de desastres requiere una redefinición del papel de la reducción de desastres por el gobierno. Generalmente se considera que los gobiernos nacionales deben ser los actores principales en la reducción de riesgo de desastres: tienen la obligación de mantener la seguridad de sus ciudadanos, los recursos y la capacidad de implementar reducción de riesgos en gran escala, un mandato a dirigir o coordinar el trabajo de los demás, y crean la política y marco legislativo necesarios en el área. Las políticas y los programas tienen que ser coherentes. Más investigación es necesaria en el área de por qué hay unos gobiernos más exitosos que otros en la gestión de desastres. Todavía no existe un consenso general sobre lo que impulsa los cambios en la política y la práctica. La relación cambiante entre el gobierno central y los demás actores es otro área requeriendo investigación.

Rendición de cuentas y derechos El principio de rendir cuentas es central en crear una alianza y participación en la reducción de riesgo de desastres. Se aplica a instituciones estatales que deben rendir cuentas por el proceso democrático tanto como al sector privado y las organizaciones sin ánimo de lucro que no están sujetos al control democrático. Una rendición de cuentas todavía es un tema emergente en el trabajo de reducción de desastres. La rendición debe ser principalmente hacía ellos quienes son vulnerables a las amenazas y afectados por ellas.

Muchas organizaciones trabajando en la ayuda y desarrollo internacional están compromitiendose con una perspectiva de derechos. Esto tiende a incluri tanto a los derechos humanos (ie., ellos generalmente aceptados por los acuerdos internacionales) tanto como otros derechos que una agencia cree deben ser aceptados como derechos humanos. En tales contetos, el lenguaje de derechos puede ser utilizado vagamente, con el riesgo de causar confusiones. La seguridad contra los desastres generalmente no se considera un derecho, aunque se nota en algunos codigos internacionales, normalmente de manera indirecta. La idea de un 'derecho a la seguridad' también se discute en algunos círculos.

Conferencias y Talleres Internacionales

Con el crecimiento de interés en los desastres y la gestión de desastres, se han celebrado muchas conferencias y talleres en el tema, desde el nivel local hasta el nivel global. Las conferencias internacionales regulares incluyen a:

  • La conferencia anual de TIEMS: The International Emergency Management Society.
  • Las serie de conferencias conocida como International Disaster and Risk Conferences (IDRC) y sus talleres, llevados a cabo cada año desde el 2006 en Davos, Suiza y otro lugares.
  • Las reuniones del International Research Committee on Disasters (IRCD), como parte del Congreso - International Sociological Association - World Congress of Sociology.

Referencias

  1. Wisner B et al. 2004, At Risk: Natural hazards, people’s vulnerability and disasters (London: Routledge)
  2. Living With Risk: A Global Review of Disaster Reduction Initiatives, UNISDR, 2004; pg. 17
  3.  UN ISDR 2004, Living with Risk: A global review of disaster reduction initiatives (Geneva: UN International Strategy for Disaster Reduction), http://www.unisdr.org/eng/about_isdr/bd-lwr-2004-eng.htm
  4. A Needless Toll of Natural Disasters, Op-Ed, Boston Globe, 23 March 2006 - by Eric Schwartz (UN Secretary General’s Deputy Special Envoy for Tsunami Recovery
  5. McEntire DA 2000, ‘Sustainability or invulnerable development? Proposals for the current shift in paradigms’. Australian Journal of Emergency Management 15(1): 58-61. http://www.ema.gov.au/www/emaweb/RWPAttach.nsf/VAP/(3273BD3F76A7A5DEDAE36942A54D7D90)~AJEM_Vol15_Issue1.pdf/$file/AJEM_Vol15_Issue1.pdf
  6.  Quarantelli EL 1998, Major Criteria for Judging Disaster Planning and Managing and their Applicability in Developing Societies (University of Delaware: Disaster Research Center, Preliminary Paper 268).
  7.  Dynes RR 1994, ‘Community Emergency Planning: False Assumptions and Inappropriate Analogies’. International Journal of Mass Emergencies and Disasters 12(2) 141-158.
  8.  Maskrey A 1989, Disaster Mitigation: A Community-Based Approach (Oxford: Oxfam).

Links Externos

Publicaciones Importantes